Las autoridades de la firma alemana que produce modelos deportivos se reunirán el miércoles con sus pares de VW para avanzar en las negociaciones. Buscan así una salida ante la crisis internacionalLas familias Porsche y Piëch planean reunirse el miércoles para considerar la posible venta de Porsche a Volkswagen (VW) o la constitución de una nueva empresa producto de la fusión entre ambas automotrices, difundió hoy la prensa en Alemania. 

Los miembros de las familias empresarias se encontrarán en Salzburgo, informa el semanario “Der Spiegel” en su edición del próximo lunes, después de que los cinco principales representantes de la empresa, entre ellos Wolfgang Porsche y Ferdinand Piëch, no llegaron a un acuerdo en la reunión del último miércoles sobre la solución para los problemas financieros de Porsche.

A principios de año, Porsche adquirió algo más del 50 por ciento de las acciones de VW y pretendía acrecentar su participación a 75 por ciento del paquete. Tras la costosísima operación, el fabricante de automóviles deportivos empezó sin embargo a tener complicaciones, situación que agravó la actual crisis financiera.

Según “Der Spiegel”, el presidente de Porsche, Wendelin Wiedeking, junto con el jefe de finanzas de la empresa, Holger Härter, presentaron un plan de saneamiento que consiste en que Porsche se fusione con VW. La nueva empresa que resulte de la operación dispondría así de dinero fresco mediante un importante aumento de Capital.

Integrantes del nuevo consorcio serán el emirato árabe Qatar, que tras las familias y el estado federado de Baja Sajonia se convirtió en el tercer mayor accionista de VW. También los miembros de las familias propietarias aportarían varios miles de millones de euros.El plan alternativo, que según la publicación impulsa Piëch, contempla en cambio que VW adquiera el negocio automotor de Porsche, que así podría reducir considerablemente sus deudas con el dinero de la venta. 

De acuerdo con el semanario alemán “Focus”, Piëch, copropietario de Porsche y presidente del comité de empresa de VW, impulsa el traspaso del fabricante de automóviles deportivos a VW. Según el concepto de Piëch, VW pagaría unos 11.000 millones de euros (14.600 millones de dólares) por Porsche, cifra que permitiría a las familias quedar libres de deudas.

Al mismo tiempo, Piëch propuso la desvinculación inmediata de Porsche de Wiedeking y Härter. Sus funciones deberán recaer en el presidente del directorio de VW, Martin Winterkorn, y el jefe de finanzas de VW, Hans Dieter Pötsch.

Fuente: Infobae.com (02/05/09)