El fabricante alemán de autopartes y electrodomésticos Bosch está siendo afectada por la crisis global y después de la caída de 87% en los beneficios el año pasado, calcula que en el 2009 cerrará con pérdidas por primera vez en la posguerra, informó su titular, Franz Fehrenbach.

En consecuencia, Bosch ya eliminó 3.000 puestos de trabajo en los últimos meses, y en el transcurso del año habrá mayores recortes. “Lamentablemente ya podemos vislumbrar ahora que deberemos aumentar los despidos de forma sustancial”, dijo Fehrenbach.

En la actualidad, 93.000 empleados de Bosch a nivel mundial se encuentran en régimen de jornadas laborales reducidas. Bosch emplea en los 60 países con centros de producción y distribución a poco más de 280.000 personas.

Fuente: BAE (24/04/09)