Debido a la caída en las ventas y el crecimiento de los inventarios, General Motors suspenderá por nueve semanas la producción en sus fábricas de los Estados Unidos, por lo que más de 1000 trabajadores se verían afectados por la medida.

Aunque las fechas exactas de los cierres se desconocen, las fuentes consultadas indicaron que se producirían en julio. El anuncio podría ser realizado oficialmente mañana, y contemplaría un recorte de 170.000 unidades en la producción de la automotriz, según indica The Detroit News.

El gobierno de los Estados Unidos le otorgó a la empresa, la segunda automotriz del mundo, un plazo que vence el 1 de junio para reestructurar su producción.

Recientemente, GM anunció que eliminará 1600 empleos más de sus plantas para reducir sus costos, y que elevaría hasta 10.000 los despidos.

El portavoz de GM, Chris Lee, no realizó comentarios sobre el tema y se limitó a indicar que la empresa notificará a los empleados antes de hacer pública cualquier decisión. 

Fuente: La Nación (23/04/09)