En una nueva señal de los problemas del sector, la fabricante sueca de camiones Volvo anunció que recortará más de 1.500 empleos para ajustarse a la menor demanda en sus principales mercados. Mientras se presentan los resultados de las automotrices europeas -se espera que el jueves la italiana Fiat publique sus resultados completos y que el viernes lo haga Volvo, que se sumarán a los de PSA Peugeot Citroen y Volkswagen presentados ayer y cuyos resultados publicamos en esta misma página- la consolidación del atribulado sector sigue estando en el centro de la escena.

En ese camino, GM apunta a encontrar un inversionista externo para su unidad alemana Opel, que está separando junto a la británica Vauxhall Motors y Opel está buscando 3.300 millones de euros en garantías estatales para asegurar su supervivencia.

POSTERGACIÓN. La marca de lujo de Volkswagen, Audi, informó ayer que pospondrá cualquier decisión de fabricar vehículos en los Estados Unidos, al tiempo que prometió invertir cerca de 300 millones de euros en la planta Seat de Martorell, España, donde comenzaría a fabricar el vehículo deportivo utilitario compacto Q3 en el 2011. A su vez, en Asia, el Ministerio de Comercio de China dijo ayer que tomó la decisión de ampliar su esquema de subsidios para extender el reemplazo de autos y buses antiguos en ese país, como una forma particular de apuntalamiento de la relativamente novel industria automotriz local.

Fuente: BAE (23/04/09)