La automotriz General Motors (GM) cerrará 15 plantas en América del Norte al menos durante una semana este verano, debido a las bajas ventas y sus elevados inventarios, informaron hoy medios locales de prensa.

Los cierres, que se aplicarán de mediados de mayo hasta julio, serán similares a los paros técnicos decretados por la empresa en diciembre, enero y febrero pasados.

El cese temporal de producción en las plantas busca controlar el exceso de inventarios de modelos sin vender en las agencias y no implica cierres permanentes, señalaron a la prensa fuentes relacionadas con la estrategia de GM que solicitaron el anonimato.

La empresa automotriz planea dar a conocer su nuevo programa de paros técnicos hasta finales de esta semana, razón por la que las fuentes pidieron no ser identificadas.

La noticia se da a conocer al tiempo que el director financiero de General Motors, Ray Young, declaró al periódico The Wall Street Journal que la automotriz no podrá con un pago de 1,000 millones de dólares que se vence el 1 de junio próximo.

La compañía, que se mantiene operando gracias a un préstamo del gobierno federal por 13 mil 400 millones de dólares, tiene como plazo hasta el 1 de junio para reestructurarse o declararse en bancarrota.

Fuente: El Economista (México) (22/04/09)