El presidente ejecutivo de General Motors aseguró que la automotriz aún se puede reestructurar sin recurrir al tribunal de quiebras, pero advirtió que ahora es más probable que necesite protección por quiebra para completar ese proceso. Según la agencia Reuters, Fritz Henderson dijo que la automotriz no enfrentó presiones para tomar alguna decisión en ese aspecto por parte del panel especial designado por el Gobierno para la industria automotriz.

GM aún prefiere una reestructuración sin quiebra, pero estaría lista para pedir la protección de sus acreedores de ser necesario, acotó el ejecutivo en declaraciones a la prensa.