El consumidor del Reino Unido recibirá incentivos económicos de entre 2.000 y 5.000 libras (entre 2.260 y 5.650 euros) para la compra de un automóvil eléctrico a partir del 2011, según un plan dado a conocer hoy por el Gobierno.

Este subsidio forma parte de un programa del Gobierno valorado en 250 millones de libras (unos 282 millones de euros) y destinado a apoyar un transporte de baja emisión de carbono.

Pero el Gobierno -que empezará pronto conversaciones con la industria del motor y con el sector financiero sobre la mejor manera de llevar adelante esta iniciativa- no espera que los vehículos eléctricos salgan a la venta hasta el 2011.

Al divulgar hoy el plan en Escocia junto al titular de Empresas, Peter Mandelson, el ministro de Transporte, Geoff Hoon, dijo que el vehículo eléctrico es “una opción real para los motoristas”.

“Reducir las emisiones de carbono en el transporte de carretera es un elemento clave para combatir el cambio climático. Menos del 0,1 por ciento de los 26 millones de vehículos del Reino Unido son eléctricos, por lo que hay unas posibilidades sin explotar para reducir las emisiones”, agregó Hoon.

“El alcance de los incentivos que estamos anunciando hoy supondrá que un automóvil eléctrico es una opción real para los motoristas y ayuda a que el Reino Unido sea líder mundial en el transporte de bajo carbono”, dijo el ministro, quien hizo el anuncio en Escocia porque el primer ministro británico, Gordon Brown, ha decidido celebrar hoy la reunión semanal del Gobierno en Glasgow (Escocia).

Por su parte, Mandelson afirmó que el Reino Unido se ha fijado unos ambiciosos objetivos de reducción de carbono.

“Los vehículos de baja (emisión) de carbono tendrán una labor vital en la reducción de las emisiones”, añadió.

“El Gobierno tiene que actuar ahora para asegurar que los beneficios comerciales de esta ambición se hagan realidad en el Reino Unido. Queremos que la industria británica del motor sea en el futuro líder en bajo carbono, y el Gobierno tiene que dirigir y apoyar esto, a través de lo que yo llamo nuevo activismo industrial”, resaltó el ministro de Empresas.

Fuente: Agencia EFE (16/04/09)