La reunión entre los mandatarios de Venezuela y Colombia que se llevará a cabo mañana martes, tendrá al sector automotor como uno de los pilares de la agenda.

El Presidente Alvaro Uribe buscará concretar un plan que dé luces a la actual situación y que permita incrementar la cuota de importación de vehículos para aliviar la situación de las ensambladoras Sofasa (Renault), GM Colmotores (Chevrolet) y CCA (Mazda).

El tema ya fue tratado por los cancilleres Nicolás Maduro y Jaime Bermúdez en una reunión organizada el mes pasado en Caracas, y el cual también fue conversado por la nueva embajadora de Colombia en Venezuela, María Luisa Chiappe. “Venezuela está haciendo énfasis en vehículos de transporte público y en vehículos que sean utilitarios como los camiones y tractomulas. Eso obliga a replantear la oferta del sector automotor (colombiano)”, dijo Chiappe a Radio Caracol.

La falta de definición de las cuotas de importación ha generado muchos problemas a la industria automotriz colombiana, generando principalmente la pérdida de empleos.

Durante 2008 la cifra de importaciones fue de 18.000 vehículos, pero en lo corrido del 2009, el gobierno venezolano no ha entregado ni decidido las licencias de importación.

Fuente: Entorno inteligente.com (14/04/09)