El titular de la Cámara Automotor, Alberto Príncipe, comentó a que la crisis afectó la rentabilidad y el volumen de las ventas. “Si el mercado continua sin financiamiento y sin posibilidades de toma de vehículos de usados por parte de las concesionarias, esto de agravará”, vaticinó
En el primer bimestre de 2009 se produjeron grandes variaciones en el mercado de automóviles, usados y cero kilómetro, como consecuencia de la desaceleración económica. Esto dejó en desventaja a los vehículos usados, que bajaron de precio producto de los descuentos en las unidades cero kilómetro.

Alberto Príncipe, presidente de la Cámara del Comercio Automotor (CCA), dijo que de seguir así algunos negocios del rubro podrían cerrar. Señaló el referente que hay un tiempo de “acomodamiento” para aceptar las actuales reglas de la oferta y la demanda.

Dijo que comparado al año 2008, “las ventas cayeron” significativamente y la tendencia se acentuará a partir del segundo semestre del año cuando se prevé el mayor impacto de la crisis. “Ni siquiera tenemos financiamiento, ni permuta. Sabemos que en algún momento esto tiene que revertirse”, manifestó Príncipe.

Los dueños de concesionarias señalan que uno de los frenos en la venta de autos usados repercute directamente en la salida de unidades nuevas. Es que los que pretenden acceder a las ventajas que se ofrecen para la compra de un auto nuevo, no pueden desprenderse de la vieja unidad.

Para la CCA en febrero se comercializaron 96.700 unidades en todo el país, lo que representó también una baja del 22 por ciento. Al comparar febrero con enero, la variación negativa es del 13 por ciento a nivel nacional.

Fuente: Mega24.com.ar (13/04/09)