En un nuevo capítulo de los planes vigentes para reactivar el mercado interno, el Ministerio de Producción avanza en la conformación de un plan para alentar la producción y venta a créditos blandos de motos nacionales de baja cilindrada.

Una alta fuente oficial señaló a Buenos Aires Económico que “se trabaja en un esquema que favorezca el desarrollo de la industria”, al tiempo que puntualizó que por el lado del consumo, el plan tiene como meta “la compra de motos a costos accesibles para mejorar las ventas”.

A continuación, detalló que “puede ser un anuncio para después de Semana Santa. Fue un pedido de la cámara del sector (Cámara Industrial de la Motocicleta, Bicicleta, Rodados y Afines -Cimbra) y nos pareció muy interesante; el gobierno no le va a soltar la mano a ningún sector que esté en problemas”.

El director ejecutivo de la Cimbra, Pedro Waisman, y uno de sus asesores, Daniel Tigani, confirmaron a este diario que el plan fue entregado al Ministerio de Producción y goza de buena salud. “Creemos que podría salir una solución para el sector”, afirmó Tigani.

Antes de que se acentuara la crisis financiera, se habían estimado ventas en el mercado interno para 2008 de aproximadamente 800.000 unidades, y la cifra alcanzada fue de 700.000 rodados, cantidad como “excepcional” por Tigani.

Sobre las características del plan, la fuente oficial afirmó que se estudia que la Anses sea el organismo que libere fondos para la industria y los créditos blandos tendrían una tasa de 11%.

“El sector propuso la venta de motos nacionales y de baja cilindrada, 110, 125 y 150, que no superen un costo de 5.000 pesos”, sostuvieron las fuentes oficiales.

Para ampliar la participación nacional, se conocerá en breve la reglamentación del régimen de incentivo para fabricación de motos y motopartes. La nueva normativa está dirigida a quienes acrediten inversiones por al menos un millón de dólares.

Fuente: BAE (01/04/09)