La industria automotriz mexicana registra una caída de 30 por ciento en este primer trimestre del año en comparación con el mismo período de 2008, por la agravación de la crisis económica del país.

Informó lo anterior el presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores de San Luis Potosí, (AMDA), Eugenio Robles Alvarado, al considerar que el Gobierno Federal debe enfocarse a propiciar la creación de la riqueza y el bienestar de manera sostenible para la población.

“México sigue siendo un país de instituciones sin terminar de consolidarse y en las cuales las estrategias de nuestros gobiernos se perfilan por resolver solamente aspectos de infraestructura, mientras el principal compromiso debe ser crear entornos que proporcionen una adecuada calidad de vida, por medio del desarrollo de actividades que sustenten la creación de la riqueza de modo sostenible”.

En febrero, la industria automotriz mundial se percató de 33 por ciento de incremento en las ventas de vehículos en China, ya que nadie esperaba semejantes números y el país oriental vendió 607,984 unidades en febrero de 2009, contra 456,901 durante el mismo período del año pasado.

Alemania, fue otro de los países que registró 33 por ciento de aumento en sus ventas, siendo éste el mejor nivel de los últimos 10 años al comercializarse 277,800 vehículos, lo cual significó 21.5 por ciento de incremento con respecto al mismo período del año anterior.

Robles Alvarado explicó que esto se logró debido a la intervención directa y activa de sus respectivos gobiernos, incluso China redujo el impuesto aplicable a la venta de automóviles y las cuotas de las pistas de peaje, además de que no existen impuestos como la tenencia vehicular o el Impuesto Sobre Automóviles Nuevos (ISAN).

“Nuestros gobernantes no pueden continuar en una actitud pasiva, máxime que una de las industrias más importantes en México es la industria automotriz y sus periféricos, no podemos seguir siendo simples espectadores, permaneciendo impávidos, dejando que la crisis siga golpeando a cada ciudadano”.

Agregó que los ejemplos están claros y es importante que se generen las propias estrategias en México que permitan agilizar la economía, porque la eliminación de la tenencia vehicular fue una promesa de campaña olvidada por el presidente Felipe Calderón.

Fuente: El Sol de San Luis (México) (24/03/09)