La oportunidad para que el País entre al mercado automotriz estadounidense en nuevos nichos de negocio vendrá de la mano de las armadoras chinas.

En este momento, las grandes firmas establecidas en México como General Motors, Chrysler, Volkswagen y Nissan anuncian paros técnicos y desplomes en su producción.

Sin embargo, el fabricante chino ChangAn ya firmó en febrero un contrato de colaboración con la empresa Autopark México para establecer una armadora en el País.

Aunque aún se desconoce dónde se situará, la capacidad de producción será de 50 mil vehículos al año, para lo cual por lo menos se requiere una planta laboral de 2 mil personas.

Emilio Mosso, director general adjunto del Sector Automotriz de ProMéxico, refirió que durante la visita del viceministro chino al País en febrero, ChangAn fue una de las empresas que lo acompañaron.

“Para ChangAn es atractivo poner algo en México para abastecer al mercado mexicano y aprovechando la red de tratados comerciales que tiene el País podrían llegar a Centro, Sudamérica y eventualmente a Estados Unidos”, explicó.

Según algunos analistas, ChangAn entraría a competir en el nicho de los subcompactos con el modelo Ben Ben con capacidad para transportar hasta cinco personas.

El primer auto llegó a México en diciembre para realizar las pruebas necesarias con el fin de ingresar al mercado mexicano; la primera impresión fue muy positiva para los departamentos técnicos y comerciales, indicó la firma china en un comunicado.

La firma del acuerdo final entre Autopark y ChangAn se espera que ocurra en el segundo semestre de 2009, para arrancar con las operaciones de venta a finales de este mismo año o principios de 2010, indicó la compañía oriental.

ChangAn sería el tercer fabricante chino que anuncia inversiones en México, junto con Geely, quien también negocia el establecimiento de su fábrica en el País, y First Auto Works (FAW) que ya tiene una alianza con Grupo Salinas.

“Geely están en fase de estudio. No han confirmado nada, dijeron que establecerían una planta de 500 millones de dólares”, agregó Mosso.

Dicha firma únicamente ha tenido reuniones con funcionarios de la Secretaría de Economía, pero la armadora aún no ha detallado el proyecto.

FAW también tiene planes para expandirse en EU, comercializando los autos que ensamblará en la planta de Grupo Salinas en Michoacán, a través de la cadena de tiendas Wal-Mart.

Kathleen Ligocki, directora general de Grupo Salinas Motors, adelantó en el último Congreso Mundial Automotive News que el producto estará en el mercado estadounidense en cinco años.

La capacidad de producción será de 100 mil unidades anuales y arrancará el próximo año, pero por el momento, la empresa sólo puede importar 5 mil vehículos de FAW cada año.

Fuente: invertia.com (23/03/09)