Nissan Motor Co, el tercer mayor fabricante de autos de Japón, espera que su producción mundial se reduzca cerca del 30% entre abril y septiembre, debido a las bajas ventas en Norteamérica y otros importantes mercados, aseguró ayer una fuente de la compañía.

Golpeadas por una crisis crediticia y la cautela de los consumidores, las ventas de vehículos en Estados Unidos se hundieron más de un 41% en febrero, a su nivel más bajo en casi tres décadas.

Nissan reveló su meta de producción para el período abril-septiembre de alrededor de 1,3 millón de vehículos en un encuentro con fabricantes de autopartes.

Sin embargo, no dio a conocer sus objetivos para el segundo semestre de su año fiscal debido al incierto panorama de la demanda, explicó la fuente, que no fue autorizada a hablar públicamente sobre el tema.

El portavoz de Nissan Yuichi Nakagawa dijo que la compañía ya había informado a los fabricantes de partes respecto de sus planes de producción, pero declinó a entregar cifras.

La producción de la automotriz para este año fiscal, que termina a fines de marzo, probablemente caiga un 17%, a 2,93 millones de unidades, unos 130.000 vehículos menos que su proyección, con lo que se situará bajo los 3 millones de autos por primera vez en seis años, según publicó el diario de negocios Nikkei.

Nissan, en la que Renault posee un 44%, predijo su primera pérdida anual en varios años para este año fiscal y está tomando medidas para sanear sus operaciones y retornar a las ganancias.

Fuente: Ambito Financiero (05/03/09)