La filial europea de General Motors (GM) se declarará en suspensión de pagos en caso de no obtener de manera urgente los u$s 1.200 millones que necesita para hacer frente a sus pagos más inmediatos, informó ayer el comité de empresas de la planta de Figueruelas, en Zaragoza.

La información se divulgó luego de una reunión entre los delegados de la planta y la compañía, donde se trató la información relativa al encuentro que ayer mantuvo el comité europeo con la dirección de GM Europa en la ciudad alemana de Rüsselsheim.

Durante ese encuentro la empresa insistió en que necesita de manera urgente dinero para pagar a los proveedores y a los trabajadores.

La dirección de GM expresó su voluntad de seguir adelante con la aplicación de su plan de viabilidad, en el que se incluye el cierre de plantas, y para materializarlo va a mantener conversaciones con los gobiernos europeos a fin de intentar captar recursos.

Fuente: Cronista (05/03/09)