El Gobierno está viendo lentamente los frutos de la nueva política automotriz, cuyo objetivo principal es reducir las importaciones de vehículos. Después de un 2008 cargado de dificultades y retrasos en trámites gubernamentales para comercializar carros en el territorio nacional, el inicio de 2009 augura un buen panorama, al menos para las siete empresas que poseen plantas ensambladoras en el país: General Motors, Toyota, Ford, Chrysler, MMC Automotriz, Mack e Iveco.

Pese al conflicto laboral que mantiene paralizada la ensambladora de MMC Automotriz (Hyundai, Mitsubishi y Fuso) desde el 12 de enero, el reporte de ventas de la Cámara Automotriz de Venezuela registró 9.506 vehículos expedidos en enero. Esta cifra representa un incremento de 6,8%, en comparación con las 8.903 unidades vendidas en diciembre del año pasado y un aumento de más de 70% con respecto a los 5.591 carros comercializados en enero de 2008.

General Motors continúa como líder de la industria, con un ensamblaje que cerró en 5.724 vehículos para enero. Le sigue Toyota, que sacó de su planta 1.265 unidades. En tercer lugar está Ford, con 1.244 carros. En la lista continúa Chrysler, con 1.068; Iveco, con 159; y Mack, con 46 unidades.

En comparación con el mismo mes del año pasado, tres plantas incrementaron el ensamblaje de vehículos. La primera es GM, que este año dista de las 1.207 unidades que produjo en enero de 2008. Entre un año y otro el incremento fue de 374%. Chrysler también obtuvo buenos resultados. La empresa pasó de ensamblar 573 vehículos en enero del año pasado a 1.068 unidades en el primer mes de 2009. El aumento fue de 86%.

Otra de las compañías que incrementó la producción nacional fue camiones Iveco, que ensambló 31 vehículos más que en enero de 2008. El índice de crecimiento del ensamblaje local cerró en 24%.

Los números para el resto de las plantas están en negativo.

Ford ensambló 237 unidades menos que a comienzos del año pasado (-16%), mientras que Toyota dejó de producir 456 vehículos, lo que representa una caída en la producción de 26,5%. El ensamblaje de la segunda marca de camiones con planta en el país, Mack de Venezuela, también disminuyó en 36%, en comparación con los 72 vehículos de carga que ensambló en enero de 2008.

Productividad cero. La directiva de MMC Automotriz advirtió que además de los vehículos que se están dejando de ensamblar ­situación que pone en riesgo la operatividad de 72 concesionarios­, la empresa no ha podido cumplir ciertas obligaciones como el salario del personal obrero, administrativo y ejecutivo, la cancelación de impuestos y el pago a los proveedores de piezas y partes de vehículos.

El vicepresidente de Mercadeo de MMC Automotriz, Jorge Díaz del Castillo, dijo que la paralización de la planta por un grupo de entre 100 y 120 obreros afecta a los 1.700 empleados de la ensambladora, aproximadamente 1.000 trabajadores de los proveedores y otros 3.000 puestos de trabajo que genera la red de venta.

En enero de 2008, MMC Automotriz ensambló 409 vehículos. El modelo Getz fue el carro más producido por la compañía.

Fuente: entorno inteligente.com (Venezuela) (24/02/09)