El informe de la UIA menciona las realidades de cada uno de los sectores industriales y destaca que el rubro automotriz es uno de los más golpeados por la crisis.

De ser la industria que mejor desempeño tuvo hasta el año pasado, las ventas se paralizaron tanto a nivel externo como en la plaza doméstica. Para 2009, las terminales esperan ventas al mercado interno por 450.000 o 500.000 –16% menos que el año pasado–, aún considerando el plan de incentivos impulsado por el Gobierno, dice el documento.

También existe preocupación por la exportación, que se vio muy afectada.

En tanto, la industria autopartista esperaba producir 700.000 piezas este año y redujo la estimación a 398.000, “por lo que no puede descartarse la aparición de despidos en los próximos meses”, afirma el paper de la UIA.

Fuente: Cronista (16/02/09)