Las ventas chinas de vehículos superaron por primera vez en la historia a las de Estados Unidos el mes pasado.

En enero las ventas de automóviles en China fueron de 735.500 unidades, lo que representa una caída del 14%, según la Asociación China de Fabricantes de Automóviles. Una caída mucho menor que la del mercado estadounidense del 37%, que totalizó 656.693 unidades.

Las ventas de vehículos en China se quintuplicaron en los últimos diez años por el crecimiento económico de más del 10% -impulsado por las exportaciones- que hizo que más consumidores pudieran comprar automóviles de General Motors y Volkswagen. Este año la demanda cayó menos que en Estados Unidos, ya que un paquete de estímulo del Gobierno por u$s 585.000 millones ayudó a evitar la peor recesión mundial.

«Esto tan sólo demuestra cuán importante se ha vuelto China para los fabricantes de automóviles del mundo», dijo Yale Zhang, director de CSM Asia, y agregó: «Aun así, es muy improbable que China se mantenga adelante todo el año. Estados Unidos tiene un mercado de consumo mucho mayor».

El año pasado las ventas de automóviles en el mercado estadounidense disminuyeron un 18%, a 13,2 millones de unidades. Por su parte, las ventas chinas aumentaron un 6,7%, a 9,38 millones, y podrían crecer un 5% este año, el ritmo más lento registrado desde 1998.

La comercialización de automóviles en el gigante asiático cayó un 7,8% en enero, a 610.600 unidades, la quinta caída en seis meses.

Para revivir la demanda nacional de vehículos, China eliminó los peajes en las autopistas, redujo a la mitad el impuesto a los automóviles más pequeños y bajó los precios del combustible.

Los fabricantes chinos de automóviles también han sido afectados por una creciente competencia en el país. Los vehículos chinos perdieron cuota de mercado el año pasado porque fabricantes extranjeros bajaron los precios para compensar la menguante demanda mundial.

«China no debería estar tan orgullosa de ocupar la primera posición», dijo Zhang Xin, analista de Guotai Junan Securities y concluyó: «Las empresas automovilísticas extranjeras como GM y Volkswagen contribuyen mucho al crecimiento de las ventas».

Fuente: Ambito Financiero (11/02/09)