El presidente del Grupo PSA Peugeot Citroen, Christian Streiff, acusó a los bancos de “no hacer su trabajo”, lo que ha llevado al Estado francés a comprometerse a conceder a la industria automotriz préstamos por un valor de cerca de u$s8.434 millones.

“Es terrible, pero es la realidad; y nosotros hemos recibido una reparación de u$s3.893 millones del Estado”, que es la cantidad que irá a parar a PSA Peugeot Citroen, declaró Streiff.

Fuente: BAE (11/02/09)