El gobierno francés prestará US$ 7.780 millones a Renault y Peugeot-Citroën y ofrecerá otros US$ 640 millones a otras automotrices que operan en Francia. 

Fuente: La Nación (11/02/09)