La automotriz estadounidense Chrysler, que ya ha recibido ayuda financiera estatal para evitar la quiebra, anunció el viernes que paralizará la producción en cuatro plantas estadounidenses desde el próximo lunes.

La empresa agregó que está revisando su ritmo de producción cada semana.

La industria automotriz sufre una feroz caída de ventas en todo el mundo.

Fuente: Reuters (06/02/09)