Las ventas de autos en Estados Unidos se desplomaron un enero a un mínimo de 27 años, una caída mayor a la esperada tras la cual el mercado estadounidense fue superado por el de China por primera vez en la historia.

Las dos automotrices estadounidenses que luchan por reestructurarse bajo un rescate del Gobierno por 17.400 millones de dólares arrastraron al mercado. Chrysler LLC reportó una caída del 55 por ciento en sus ventas y General Motors Corp del 49 por ciento.

Los débiles resultados fueron uno de los primeros indicadores que evidenciaron la profundidad de la recesión al inicio del año, al mostrar fuertes declives en los principales jugadores de la industria.

Las ventas de Toyota Motor Corp, la mayor automotriz del mundo, sufrieron un revés al caer un 34 por ciento. Además, las ventas de Nissan Motor Co se hundieron casi un 30 por ciento y las de Honda Motor Co. un 28 por ciento.

“La verdad es que toda la industria automotriz está en el ojo de una tormenta económica”, dijo Bob Carter, el gerente de Toyota en Estados Unidos, a periodistas.

Ford Motor Co, considerada como la mejor posicionada de las grandes automotrices estadounidenses, reportó una caída del 40 por ciento que según analistas pondrá a prueba si puede sobrellevar el debilitamiento del sector sin recibir ayuda gubernamental.

“Aún con el estímulo de un anticipado plan federal, creemos que los consumidores estarán cautelosos (a la hora de) hacer fuertes compras discrecionales”, dijo Efraim Levy, analista de S&P, en una nota.

Resultados preliminares mostraron que las ventas de autos en Estados Unidos cayeron a su menor nivel, sobre una base anualizada, desde 1982, con lo que también amplió a 15 meses su racha de declives.

GM redujo su plan de producción para el primer trimestre en cerca de un 10 por ciento. Tanto GM como Chrysler extendieron los nuevos descuentos en un intento por agotar sus inventarios y poner nuevamente en marcha sus líneas de ensamblaje.

“Estamos en la boca del monstruo, y tenemos mucho trabajo por hacer”, dijo Steven Landry, jefe de ventas de Chrysler.

Europa sigue cuesta abajo

En Alemania, los registros de autos nuevos se redujeron un 14 por ciento en el primer mes del año, dijo la asociación industrial VDA.

Las automotrices europeas también reportaron en enero declives de dos dígitos en sus ventas. Daimler AG, la fabricante de Mercedes-Benz, y Porsche sufrió un retroceso del 36 por ciento y Volkswagen AG del 12 por ciento.

Por otro lado, el fabricante de camiones sueco Scania reportó una caída mayor a la esperada en las ganancias del cuarto trimestre y anunció que recortará su dividendo debido al derrumbe de la demanda en el mercado camionero.

Fuente: Reuters (03/02/09)