La japonesa Suzuki Motor recortará parcialmente el salario de sus empleados fijos por primera vez en más de 30 años a partir de febrero, cuando suspenda la producción de vehículos y motocicletas en cinco de sus plantas de Japón.

Según la agencia local Kyodo, fuentes de la compañía japonesa no quisieron desvelar la cuantía exacta de los recortes, pero aseguraron que la medida será adoptada en respuesta a la caída de la demanda de automóviles por la crisis económica global.

El fabricante japonés informó este mes sobre sus planes de suspender la producción de vehículos y motocicletas en febrero entre tres y ocho días laborales, más tiempo de lo previsto inicialmente, en cinco de sus plantas japonesas.

La planta de Sagara, en la provincia de Shizuoka (centro de Japón), suspenderá el ensamblaje de automóviles durante ocho días, así como la producción de algunos motores entre siete y ocho días.

En la misma provincia, la plata de Iwata paralizará la producción de su vehículo deportivo SUV “Escudo” y del compacto todoterreno “Jimmy” durante siete días.

Además, la producción de motos de Suzuki en una planta de Aichi y dos de Shizuoka también se verá paralizada durante tres días en febrero.

El objetivo de la compañía con esta iniciativa es reducir la producción destinada a las exportaciones.

Las ventas de vehículos nuevos en Japón se situaron en 2008 a su peor nivel desde 1974, poco después de la primera crisis del petróleo, según la Asociación de Vendedores de Automóviles nipona.

Fuente: Finanzas.com (28/01/09)