El plan de financiamiento oficial de vehículos utilitarios quedó en suspenso por el momento. Así lo definieron el secretario de Comercio, Guillermo Moreno; los titulares de Industria, Fernando Fraguío y Héctor Alonso; y el presidente de la Asociación de Concesionarias (ACARA), Dante Álvarez.

El objetivo del programa estatal es subsidiar la fabricación de autos, camionetas y camiones para reducir los precios de venta al público. El Gobierno desistió de seguir adelante con el plan porque más del 60% de los camiones se importa de Brasil. “No queremos subsidiar mano de obra brasileña”, dijo a este diario una fuente extraoficial.

Según previsiones de ACARA, la venta de camiones y de vehículos utilitarios livianos cerrarán enero con mermas del 30% y del 18%, respectivamente, comparado con el mismo período de 2008. El propio Moreno se reunirá en los próximos días con directivos de las terminales para negociar un acuerdo.

Fuente: Crítica (27/01/09)