Pese a que se había anunciado su reapertura a partir de ayer, la empresa Paraná Metal todavía no volvió a funcionar.

Según informaron voceros de la Unión Obrera Metalúrgica de Villa Constitución, esta posibilidad estaba dentro de lo previsto en la negociación: “Si bien se firmó el acuerdo marco, aún falta definir con la empresa la forma en que abonarán los salarios adeudados a los trabajadores, tanto a los efectivos como a los contratados”.

El acuerdo entre la empresa y los trabajadores se había logrado el fin de semana, mediante la intervención del Ministerio de Trabajo. Se acordó un recorte salarial de 30%, la reincorporación de 1200 trabajadores, pero con suspensiones rotativas y un congelamiento salarial hasta 2010.

Pero hasta ayer faltaba definir con mayor precisión el cronograma de suspensiones y vacaciones, y la modalidad y organización del trabajo.

El sindicato aclaró ayer que durante toda la negociación con la empresa se había especificado que no se retomaría la actividad hasta tanto no se pagara a los trabajadores toda la deuda por los días trabajados antes del 16 de diciembre, el sueldo anual complementario del segundo semestre de 2008 y vacaciones a quienes les corresponda.

Fuente: Clarin (27/01/09)