La japonesa Suzuki decidió posponer la construcción de su planta automotriz en Rusia, escribe hoy el diario ruso Kommersant.

Originalmente, Suzuki planeaba instalar esta fábrica en un polígono industrial cerca de San Petersburgo y ponerla en marcha en el segundo semestre de 2009. El periódico atribuye las dilaciones tanto a la crisis económica global como a las características del terreno: resultó que hay turba bajo el suelo.

Maxim Sokolov, jefe del comité de inversión en el Gobierno de San Petersburgo, confirmó que “el calendario del proyecto se incumple debido a las complicadas condiciones geológicas” y prometió “detallar para el próximo mes de abril el tema de la ubicación de la planta”. Al mismo tiempo, el funcionario subrayó que Suzuki no abandona oficialmente este proyecto.

Suzuki es la segunda corporación de la industria japonesa del automóvil que frena las inversiones en Rusia desde que estalló la crisis. La apreciación del yen frente al dólar y la decreciente demanda hizo a otro fabricante japonés, Isuzu, suspender a mediados de este mes un proyecto que contemplaba la coproducción de camiones pesados junto con la rusa Sollers. 

Fuente: RIA Novosti (según diario ruso Kommersant) (26/12/08)